En el diario digital Lavoz.com.ar dan a conocer una noticias que genera expectativas para el rubro inmobiliario Uruguayo

Que los cordobeses compran inmuebles en Punta del Este no es un fenómeno nuevo. Lo sorprendente es que cada vez aparecen más desarrollos inmobiliarios realizados por cordobeses en esa zona de Uruguay.

Destino Punta del Este, una asociación público-privada que se dedica a fomentar la zona y a asesorar a inversores, ha contabilizado ocho obras en las que participan de manera directa empresas cordobesas, entre las que se cuentan Edisur, con dos edificios premium de departamentos; la constructora By Best Developers (Boeto y Buttigliengo y Estructuras), con otro edificio residencial, y los estudios de arquitectura Castagnari-Aznar y BBGOO, ambos también con edificios similares, a los que se suman inversores cordobeses que encaran su propio desarrollo.

A éstos, cabe incorporar las inmobiliarias locales que comercializan diferentes productos en la ciudad turística y en Montevideo, como son los casos de Sergio Villella, ReMax Cañada y JB Srur.

El mercado. El avance de las empresas cordobesas en Punta del Este es consecuencia de cómo los particulares encontraron en este destino una opción de inversión.

En la actualidad, esta ciudad tiene una oferta inmobiliaria de 654 mil metros cuadrados cubiertos, entre obras terminadas y en construcción.

La demanda se integra de la siguiente manera: 46 por ciento de los compradores son de Buenos Aires; 19 por ciento, cordobeses; 15 por ciento, uruguayos y siete por ciento provienen de Brasil.

“La llegada de cordobeses para comprar inmuebles comenzó en la década de 1980. Lo que ha sucedido en este tiempo es que cambió el tipo de producto que buscan; al principio compraban casas, pero después la demanda viró hacia los departamentos grandes, de 200 a 500 metros cuadrados, y ahora lo más buscado son unidades de 70 a 100 metros cuadrados, con servicios similares a los de un hotel pero en viviendas para uso y para alquiler”, explica Ramón de Isequilla, director ejecutivo de Destino Punta del Este.

Esta entidad, que desde mediados de abril tendrá a Edisur como una de sus socias, viene estableciendo, junto a los municipios de la zona, los criterios para el ordenamiento territorial.

Según el directivo, a la necesidad de asegurar la sostenibilidad medioambiental del crecimiento inmobiliario se suma la preocupación por que el aumento en la demanda de inmuebles termine “canibalizando” el mercado de la construcción: “Para Punta del Este, no es bueno masificar”, advierte.

Las nuevas zonas. Punta del Este fue el primer destino en captar las inversiones inmobiliarias de los argentinos, que vieron en el país vecino un refugio estable y, además, cercano para colocar sus ahorros ante las crisis internacionales (la inmobiliaria y la financiera) y la crisis de credibilidad en la Argentina.

Pero en los últimos meses comenzaron a crecer nuevos destinos para la inversión inmobiliaria en Uruguay. El resto del departamento Maldonado (donde está ubicado Punta del Este), como el de Rocha, está recibiendo también inversores para desarrollo de otro tipo de formatos, como las chacras marítimas, urbanizaciones similares a la de los countries locales, pero abiertas, y en predios de cinco a 15 hectáreas, que articulan la vida del campo con la del mar, en general ubicadas cerca de una gran ciudad y con administración conjunta, a la manera de un complejo turístico.

Montevideo, en tanto, también tiene su propio boom inmobiliario, aunque centrado en edificios de departamentos más pequeños que en Punta del Este y donde las protagonistas son las constructoras uruguayas.

En esta movida también participan los argentinos, ya que por cuestiones de seguridad y de una mejor calidad de vida, muchos ejecutivos que antes vivían en Buenos Aires optaron por trasladarse con sus familias a Montevideo y cruzar el río de la Plata todos los días para trabajar. A esto se suma el movimiento de ejecutivos provocado por el crecimiento de la zona franca de la capital uruguaya, Zonamérica, que reúne a compañías como PricewaterhouseCooper, Deloitte, Tata y Group RCI, entre otras.

4,5 a 6 por ciento

Éste es el rendimiento neto de gastos e impuestos que deja un departamento para el inversor.

2.700 dólares

Es el valor promedio del metro cuadrado en departamentos de Punta del Este en 2009, ocho por ciento más que en 2008.

Anuncios

Acerca de Eugenio Gambetta Gabin

Agente de Bienes Raíces e Inversiones.
Esta entrada fue publicada en Inversiones y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s